Fútbol en el siglo XVIII

El origen del fútbol se remonta a las antiguas civilizaciones e imperios donde se practicaba un deporte de pelota. Según algunos historiadores la historia del fútbol comenzó en el antiguo Egipto, ya que durante el siglo III A.C se realizaba un juego de pelota como rito de fertilidad. Aunque el balón de cuero tiene su origen en China, fue creado por Fu-Hi.

En las antiguas civilizaciones prehispánicas también se realizaban juegos de pelota parecidos al fútbol. Durante la Edad Media el fútbol no atravesaba su mejor momento y fue prohibido debido a la violencia del juego, años más tarde fue modificado y se convirtió en el deporte nacional en las islas británicas.

En el siglo XVIII las escuelas británicas tuvieron un papel fundamental en la modificación del fútbol tal y como hoy lo conocemos. Gracias a la escuela del director Richard Mulcaster, quien eliminó la violencia del fútbol y lo convirtió en un deporte de equipo que ayudara y beneficiara a los chicos para que aprendieran a trabajar en equipo. El fútbol fue institucionalizado, reFootball in the eighteenth centurygulado y empezó a formar parte de una tradición más extendida.

El fútbol ganó mucha popularidad e importancia en las islas y se divulgó afortunadamente debido a los trabajadores ingleses que se fueron al extranjero con sociedades financieras y empresas mineras, entre otras.

En el siglo XIX fue cuando se establecieron las reglas del juego y estandarizaron las diferentes variables de los juegos que existían. Las primeras reglas fueron escritas en el Eton College en 1815. Años más tarde se realizaron las reglas de Cambridge en la Universidad de Cambridge en el año 1948.

La primera competición de fútbol del mundo fue la FA Cup inglesa, fundada por C.W. Alcock en 1872.

La Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) se estableció en 1904, que ayudó al aumento de la popularidad y la competencia internacional en el fútbol.